Con el fin de aprovechar el árido siderúrgico que se genera en las acerías que prestamos nuestros servicios, producimos bloques de hormigón. Estos bloques, por las dimensiones y el peso que tienen son ideales para hacer muros de contención, separación y clasificación de materiales.

La colocación de estos muros es muy simple, teniendo en cuenta que los bloques se encajan uno encima del otro.